¿Frío o calor?

Fisioterapia pamplona dolor

¿A quién no le ha pasado que después de lesionarte, unas personas le dicen que te apliques calor, y otras que te apliques frío?

Es por eso que hoy en Fisioterapia Pamplona vamos a enseñarte en qué situaciones debes ponerte frío y en cuales calor.

Te acabas de lesionar y no sabes qué ponerte. Si preguntas a la gente que te rodea, es muy probable

Calor

¿Qué efectos provoca?

–El calor hace que el flujo sanguíneo aumente, así se mejora el aporte de nutrientes a los tejidos que han sido afectados. Ello conlleva que la cicatrización sea más rápida.

–Reduce la sensación de dolor.

–Hace que la elasticidad y plasticidad del músculo aumente, disminuyendo su rigidez.

Pero recuerda que el calor no es un tratamiento por sí mismo, si no que debes acudir a un especialista que complemente esa ayuda con un tratamiento.

Aplicación del calor

–Patología traumática: poner calor en la zona después de que pasen 72h.

–Lesión muscular (contracturas, lesiones por un esfuerzo excesivo): aplicar cuando duela.

–Patología articular (rigidez, tortícolis, mala postura): aplicar cuando duela.

–Antes de entrenar, para aumentar la flexibilidad y evitar lesiones – Estrés

¿Cómo aplicarlo?:

-No más de 15 minutos cada 2 horas.

-Tras él, realiza un estiramiento de la zona.

-Si es por traumatismo, aplica el calor solo después de 48/72 horas.

-Si has aplicado antes un spray o crema de calor, no apliques calor encima, puesto que podrías provocar una quemadura severa.

-Baños de frío-calor:

Puedes combinar los efectos contrarios de las dos temperaturas, combinando la dilatación y la contracción.

 

Fisioterapia pamplona tratamiento

Frío

¿Qué efectos provoca?

– Tiene un efecto analgésico que alivia el dolor de la zona

– Reduce el dolor, los espasmos musculares y la hemorragia. Con ello acelera la recuperación de la lesión.

– Cierra de los vasos sanguíneos. Así llega menos sangre a la zona y disminuye y ralentiza la inflamación y su propagación.

¿Cuándo aplicarlo?

– Si has sufrido una patología muscular (sobrecarga, rotura de fibras o contusión): aplicar durante las primeras 72h.

– Contusiones: poner frío inmediatamente después de que ocurra la contusión.

– En caso de tendinitis: aplicar cuando duela.

– En caso de esguince, torcedura, fractura o luxación: aplicar siempre durante las primeras 72h.

¿Cómo aplicarlo?

-Nunca lo apliques directamente sobre la piel puesto que podría provocarte quemaduras y tú no darte cuenta debido al efecto anestésico.

-No ponerte frío más de 10 minutos cada 2 horas.

-Si sobrepasas ese tiempo, esto provocará un efecto rebote. Cuando el cuerpo nota la zona demasiado fría, manda más sangre a la zona para que aumente la temperatura para evitar una quemadura por frío. Ello tendría el efecto no deseado.

-No lo apliques más de 3 días o dificultarás el proceso de cicatrización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies